¡ALERTA MÉXICO! La secretaría de salud confirma que la mala forma de cocinar el arroz podría causar cáncer

Publicidad
Publicidad
Publicidad


Apoyanos con un Me Gusta


La secretaria de salud  han advertido que millones de personas podrían estar poniéndose en riesgo al cocinar el arroz incorrectamente, dado que el método habitual de cocer este grano puede dejar restos de arsénico en la comida. El arroz queda contaminado por toxinas industriales y pesticidas mientras crece, y el arsénico que contienen puede causar problemas de salud graves, entre ellos enfermedades del corazón, diabetes e incluso cáncer, así como problemas de desarrollo mental. 



“El contenido de arsénico en el arroz es bastante alto y es un problema porque es un carcinógeno conocido que puede causar cáncer de la vejiga, de la piel, los pulmones y puede causar otros problemas de salud”,estudios previos han vinculado al arsénico además al cáncer de hígado, de riñón y de la próstata.


“Es necesario que se establezcan límites de los niveles de arsénico en los alimentos y que se empiece a prohibir el uso de pesticidas y medicamentos arsenicales en la agricultura y la crianza de animales”

actualmente lleva a cabo un amplio estudio para medir el nivel de arsénico en el arroz y productos derivados, pero dijo hoy en un comunicado que aún no cuentan con información suficiente para establecer nuevas recomendaciones sobre el consumo de este grano, aunque si aconsejaron a los consumidores tener una dieta “variada” en granos. 


El estudio encontró que quienes consumieron arroz tenían niveles de arsénico al menos un 44 por ciento más altos que aquellos que no habían consumido este grano, situación que era más común en ciertos grupos étnicos como los mexicanos, otros hispanos y los asiáticos. 

Entre los productos analizados por Consumer Reports en los que se encontró arsénico orgánico e inorgánico se encuentran cereales para bebés, cereales listos para comer, tortas de arroz, galletas de arroz, pastas de arroz, harina de arroz y bebidas de arroz.  

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.