Científicos mexicanos crean bacterias devoradoras de petróleo para combatir la contaminación

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Apoyanos con un Me Gusta



Se trata de la producción de consorcios microbianos a partir del aceite extraído de semillas de la región para la degradación de hidrocarburos. El proyecto es parte del trabajo de tesis de Sergio Valdivia Rivera, estudiante de la maestría en ciencias en alimentos y biotecnología del ITSTB, bajo la dirección del doctor Manuel Alejandro Lizardi Jiménez, investigador comisionado en el ITSTB.

El propósito de esta línea de investigación es la producción de consorcios microbianos degradadores de hidrocarburos, diseñados para cada condición de contaminación. En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Manuel Lizardi, especialista en biotecnología, explicó que el desarrollo intensivo de la industria petrolera provoca la contaminación del entorno natural debido a los derivados del petróleo que tienen contacto con cuerpos de agua, por lo que es pertinente incluir un diagnóstico sobre este tipo de contaminación.

“Es necesario conocer el alcance y magnitud del problema para así poder dimensionar la alternativa biotecnológica de remediación, como el uso de biorreactores para la producción de consorcios microbianos degradadores de hidrocarburos diseñados ex profeso para cada condición de contaminación”, precisó Manuel Lizardi.

Debido a la actividad petroquímica presente en la región, existe evidencia de hidrocarburos en el agua que pueden ocasionar perturbaciones en los ecosistemas acuáticos por compuestos químicos que son capaces de dañar plantas y animales.

DEVORADORES DE HIDROCARBUROS

La beta oxidación es una de las vías metabólicas de las que se valen los consorcios microbianos para consumir los hidrocarburos; basta con que el microorganismo entre en contacto con el hidrocarburo contaminante para que inicie el proceso de reducción.

“Los microorganismos se valen de distintas moléculas, como el dióxido de carbono, el oxígeno o incluso algunos iones metálicos como el hierro para ir degradando el hidrocarburo a formas más sencillas y menos contaminantes”, indicó Sergio Valdivia.

De esta manera, los especialistas del ITSTB aprovechan las capacidades metabólicas de los microorganismos para eliminar los hidrocarburos contaminantes, y usan residuos agrícolas como materia prima para las fuentes de carbono, lo que, en conjunto, es una alternativa de bajo costo.

Sergio Valdivia agregó que, en este sentido, los residuos agrícolas son muy llamativos, pues como materia prima tienen un costo casi nulo. Además, en el país los porcentajes de mermas y residuos de alimentos son lo suficientemente altos para satisfacer la demanda de microorganismos biorremediadores.


Fuente Sinembargo 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.