Niño de 7 años sufrió horrible tortura hasta morir por sus padres y su cuerpo sirvió para alimentar puercos (VIDEO).

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Adrian Jones apenas tenía 7 años y a su corta edad había pasado horribles momentos a lado de las personas que se suponía, debían cuidarlo y amarlo, su padre y su madrastra.


Debate dio a conocer en su portal unas imágenes escalofriantes donde se ve el sufrimiento de Adrian Jones. El niño fue obligado a pararse en una piscina sucia con agua hasta el cuello por horas.

Sus cuidadores se convirtieron en los verdugos más crueles, los castigos iban desde vendarle los ojos hasta golpearlo con un palo de escoba y finalmente los cerdos se comieron los restos de Adrian.


El terrible hecho ocurrió en una propiedad de Kansas City y todo fue

descubierto gracias a las cámaras de seguridad de la vivienda y a las fotografías que tomaban los padres cuando lo lastimaban.

Adrian Jones no era alimentado, ni bebía agua cuando lo necesitaba, se convirtió en una bolsa de huesos antes de perder la vida. Las autoridades de Kansas describieron los últimos meses de vida de Jones como un infierno.

La madrastra del pequeño y su padre se declararon culpables de los hechos y Adrian no era el único niño que estaba con ellos, había otras 6 niñas pero él fue abusado de la peor manera.


El caso contra la pareja, Michael y Heather Jones, será en una sala de audiencias en Kansas City, Kansas. Se espera que Michael, de 46 años, sea condenado a cadena perpetua con un mínimo de 25 años de prisión por el asesinato de Adrian.

Las fotos de Adrian vendado y atado a una mesa de inversión fueron encontradas en la computadora de Heather Jones.

En la vivienda también encontraron un video del pequeño estremeciéndose mientras estaba afuera, esposado de pies y manos con sólo una camiseta y pantalones de pijama poco antes de las 18:00 horas en el mes de enero, esta temporada se vive un clima muy frío en Kansas.

En la vivienda también encontraron un video del pequeño estremeciéndose mientras estaba afuera, esposado de pies y manos con sólo una camiseta y pantalones de pijama poco antes de las 18:00 horas en el mes de enero, esta temporada se vive un clima muy frío en Kansas.

En la grabación se ve como Adrian intenta desesperadamente beber de una taza que no puede recoger porque sus muñecas están esposadas a la espalda.


Fuente:LNN

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.