Adolescente mata a su violador y es acusada de homicidio por la procuraduría de la CDMX

Publicidad
Publicidad
Publicidad



Este es un caso muy similar al de Yakiri de 2013, quien entonces tenía 20 años y fue encarcelada por asesinar a su violador en un hotel de la CDMX. La diferencia es que en esta ocasión Itzel tiene 15 años y tiene una carpeta de investigación en su contra por el "delito" de matar a su violador. 


En las inmediaciones del metro Taxqueña una menor de 15 años fue ultrajada en al menos diez ocasiones por un individuo de 30 años identificado como Miguel Ángel Pérez Alvarado. El individuo amenazó a la adolescente con un cuchillo y la arrastro hasta un bajo puente en donde cometió en repetidas ocasiones la violacion en su contra.

En un momento dado, la niña logró forcejear con el violador y le clavo el cuchillo en el pecho, lo cual hizo que el sujeto se retirara del lugar. Mientras la niña se colocaba su ropa de nueva cuenta y recogía sus pertenencias, llegó una patrulla a las inmediaciones del bajo puente con Miguel Ángel, el violador, en la parte trasera.

La víctima indicó a los policías que él la acababa de violar y que en forcejeando le había enterado el cuchillo. Ante ello, los gendarmes trasladaron a la niña ante un ministerio ya que el violador lo habían trasladado en ambulancia a un hospital.

Ese mismo día, el violador murió a consecuencia de la puñalada y, asimismo, se abrió una carpeta de investigación por parte de la procuraduría capitalina en contra de la menor.

En la actualidad, la pequeña se encuentra refugiada en casa de sus padres. Con miedo de que vaya a ser detenido por agentes de la procuraduría que dan rondines a su casa.

Ya no sale a la calle, no asiste a la escuela, pues tiene miedo de que la lleven a un centro tutelar y, también, debido a que familiares y amigos del violador la han amenazado y a su familia.


Hoy la pequeña dice desde el refugio de su casa que es tratada como delincuente cuando la víctima es ella, a quién violaron diez veces es a mi.

Con información de El Universal.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.